Resumen 2011

Este año los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon el informe sobre el año 2011.

The concert hall at the Sydney Opera House holds 2,700 people. This blog was viewed about 43.000 times in 2011. If it were a concert at Sydney Opera House, it would take about 16 sold-out performances for that many people to see it.

Jamás habría pensado en intentar llenar el auditorio de Sydney y mucho menos 16 veces😀

Para completar este informe, voy a dar un par de pinceladas extra. Mi año se puede resumir en pocas palabras: intenso, agotador y cambio.

Profesional: Magerit2 alcanza el nº1 de España

El evento con mayúsculas fue la actualización del supercomputador Magerit que se convirtió en el más potente de España al alcanzar el puesto 136 en la lista de junio de 2011 del TOP500. Pero además alcanzó el puesto 18 en la lista Green500.

La actualización se realizó en tan solo dos meses (el vídeo sólo cubre unos 10 días de recepción de material y montaje físico, no se muestra la instalación y configuración del software) pero supuso una ingente cantidad de trabajo antes (planificación), durante (montaje, instalación y configuración) y después (adaptación de sistemas). Aún colean bastantes flecos de sistemas que precisan adaptación ya que el nuevo sistema cambia prácticamente todo: sólo se mantiene el concepto.

Personal: Mudanza en la cabeza

En lo relativo más a lo personal, es el año de los cambios de mentalidad: he modificado muchos de mis gustos, ideas preconcebidas y rutinas.

He cambiado mis herramientas de Maxthon a Chrome, Zend Framework por Symfony, de emacs a vim o Eclipse por Netbeans, por poner algunos ejemplos.

He pasado de no entender el concepto iPad a poseer y exprimir uno de ellos de forma intensiva.

He subido a la “nube” aunque con reticencias.

He rediseñado mi escritorio (tanto el físico y el virtual) reduciéndolo a lo imprescindible.

He logrado mantener el zero-inbox.

He cambiado mis fuentes de información de TV y periódicos a redes sociales (mayoritariamente Twitter) y feeds.

He pasado de ver la TV a leer mientras escucho la radio.

Y, sin duda lo más difícil, me he deshecho de un montón de cosas viejas (sobre todos, apuntes, libros y cachivaches varios) que nunca utilizaré.