Música por internet

La música es una buena compañera de viaje. Te acompaña cuando estás sólo o te aísla del ruido exterior cuando requieres concentración.

Gracias a los progresos realizados en los últimos años y al auge de Internet, es posible disfrutar de música casi personalizada con cualquier ordenador en algunos casos pagando una pequeña cuota y en otros de forma completamente gratuita. En algunos casos, es posible acceder a contenidos no disponibles por otros métodos como escuchar las emisoras del país natal a miles de kilómetros de distancia.

Del vinilo al MP3: Historia resumida de la digitalización de la música

Walkman Sony (Imagen: Wikipedia)

Walkman Sony (Imagen: Wikipedia)

Hace unos años (no demasiados por cierto), era necesario disponer de las cintas/CDs/vinilos para poder disfrutarla. Las colecciones de música eran inmensas: cajones y estantes llenos de música que había que buscar y cargar en el reproductor para poder escucharla. Teníamos radiocasetes (y su versión reducida el walkman), mini-cadenas, cadenas HI-FI y tocadiscos en algunos casos.

Pero entonces llegaron los mecanismos digitales. A mediados de los 90 surge el formato MP3 (que no el reproductor MP3) que suponía un punto de inflexión en la historia de la música. Poco después llegaría al mercado Winamp y “los que tenían ordenador” pasaron sus canciones a MP3. Seguíamos teniendo el formato físico pero era más cómodo arrancar el programa en el ordenador y reproducirlas en orden aleatorio. Poco a poco, fueron desapareciendo los soportes físicos quedándonos con el MP3 en el disco duro del ordenador, aparecieron reproductores portátiles (llamados sin pudor reproductor MP3) que relegaron al walkman a la sombra, se integró en los móviles… su uso se masificó y cambiaron las costumbres.

Pero la evolución no acabó ahí. Con la escalada de popularidad de Internet empezaron a aparecer servicios (Last.fm, Spotify) que permiten acceder a una inmensa biblioteca de música desde cualquier ordenador sin necesidad de gastar espacio en el disco duro y que además proporciona emisoras personalizadas a tus gustos. Y la radio convencional no iba a ser ajena a esta locura: casi sin costes mantiene su emisión tradicional y mediante streaming por Internet usando ese mismo formato MP3. Con un ordenador conectado a Internet, está disponible un gran abanico musical apto para todos los gustos y disponible en cualquier lugar del mundo.

Radio por Internet

Existen diversas fuentes de radio por Internet:

Radio convencional
Gran parte de las emisoras distribuyen sus contenidos por Internet. Desde la página web de cada uno de ellos se puede acceder a la retransmisión cargando una web habitualmente con flash. En algunos casos, es posible escucharlo con un reproductor externo.
Radio personalizada
Estos servicios precisan un alta en el servicio y en algunos casos el pago de una pequeña cuota. Suelen proporcionar su propio reproductor y servicios adicionales como estadísticas de escucha, recomendaciones… El ejemplo más claro es Last.FM (de pago) o Spotify (permite crear listas de reproducción).
Radios por internet
Son similares a las radios convencionales pero que sólo retransmiten por Internet.

Para disfrutar de estas radios es necesario disponer de un reproductor. En las radios personalizadas se necesita su propio reproductor. Para el resto se pueden utilizar múltiples aplicaciones (Winamp, iTunes, VLC, WMP) aunque una muy recomendable es screamer, que dispone de un amplio directorio de “sintonías” con radios estándar y por Internet.

Reproductor de radio Screamer

Reproductor de radio Screamer

Curiosidades

La radio por Internet abre nuevos abanicos. Plataformas completas con canales de música temáticos (SKY.fm) que permiten elegir la música que más guste.

Una iniciativa curiosa, que recuerda a los programas de peticiones de canciones de la radio convencional, es StreamingSoundtracks.com. Esta emisora retransmite las peticiones realizadas por los “oyentes” a través de su web. En este caso, solamente se pueden pedir canciones de bandas sonoras del catálogo de la emisora pero sin duda es un sistema aplicable a otros muchos casos.

One comment

  1. David · junio 23, 2009

    Ya era hora que te pusieras las pilas y escribieras algun post!! ;p (…este por cierto esta chulo.)

    1abrzo

Los comentarios están cerrados.