Cómo presentar un proyecto fin de carrera

Parece que fue ayer cuando se presentó el primer proyecto fin de carrera que había co-dirigido y anteayer cuando yo mismo pasaba esos nervios en mi propia presentación. Mañana se presentan dos nuevos proyectos con lo que alcanzaré la suma de cinco.

Aún recuerdo mi presentación hace 3 años. A inicios de la semana habíamos hecho un par de ensayos que, curiosamente, me habían salido bien. Sin embargo, en el día D mi cabeza estaba en los papeleos que tenía que entregar para la beca de doctorado y andaba mucho más nervioso de lo que me esperaba. Por ello no me encontraba cómodo durante la presentación y me queda el sabor agridulce de que podría haberlo hecho mejor.

Así que, viendo el acontecimiento de mañana, me he decido a escribir una pequeña lista de recomendaciones; en parte para que lo lean mis futuros ingenieros, en parte para acordarme en futuras presentaciones.

  • Estate tranquilo (es muy fácil decirlo desde la barrera). Si has llegado hasta aquí es por algo. Tu proyecto ha pasado el filtro de tu/s tutor/es y eso significa que es suficientemente bueno para defenderlo.
  • Piensa que, tras tu exposición, alguien que no sepa nada del tema (tus padres, por ejemplo) tienen que salir con alguna idea global clara. Mira qué ideas básicas quieres transmitir a ese tipo de personas y añade únicamente los detalles técnicos más relevantes.
  • El público debe tener un esquema de qué es lo que está oyendo en cada momento. Estructura tu presentación con un hilo argumental lógico y marca en cada momento el avance por ese hilo. De esta forma evitarás que se “pierdan” y dejen de prestarte atención.
  • Procura no detenerte en explicaciones intrincadas y detalladas. En estos casos, una imagen vale más que mil palabras.
  • Posiblemente lo peor es hablar en público. Si aún puedes, coge alguna asignatura en la que se deba exponer que ayudará a desmitificar ese momento de presentarte frente a un auditorio.
  • Las transparencias son un soporte a tu presentación, no son para leerlas (eso lo hará tu público solito). Lo más adecuado es “memorizar”/tener muy claras una lista de ideas que tienes que explicar en cada transparencia o cada punto e hilarlas en el momento. Si se te olvida alguna, añádela en otro lugar dónde pueda quedar bien o sencillamente no lo digas.
  • El peor momento de la presentación es el inicio. Para evitar un bloqueo en ese momento lo mejor es aprender la primera/segunda transparencia de “memoria” (gracias a Víctor por el truco para mi propio PFC). Una vez roto el hielo el resto es más fluido y te sientes más seguro según avanza la presentación.
  • Realiza algún ensayo hablando (hace que vayas más lento, que veas dónde te cuesta pronunciar) y cronométrate para saber cuánto tardas y no excederte o quedarte muy corto.
  • Un par de ensayos con el tutor y algún amigo suelen ayudar mucho. El tutor te comentará el protocolo y dispones de más puntos de vista y opiniones para ver cómo hacerlo.
  • Nadie sabe más que tú del proyecto por lo que el turno de preguntas es para lucimiento personal. Las preguntas irán buscando los puntos débiles del sistema o curiosidades por lo que analizarlo antes (o que alguien lo mire contigo) te dará una idea de a qué puedes enfrentarte.

Así que suerte a todos aquellos que se vean en la tesitura de tener que leer su PFC y, especialmente, a Ana y Luís que tienen que hacerlo mañana.

[ Publicado originalmente el 26 de julio de 2006 ]
 
Actualización:
  1. Calificación Matrícula de Honor. Enhorabuena chicos. Muy buen trabajo y una excelente presentación.